Información de Contacto

Tacna 1220, San Javier de Loncomilla, San Javier, Maule

Disponibles 24/ 7
  • undación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura junto a la Universidad de Talca desarrollaron un programa científico tecnológico para escolares de la región del Maule. 
  • Alrededor de 120 estudiantes idearon prototipos para combatir problemáticas de la agricultura en su propio territorio.

 

Alrededor de 120 alumnos de Liceos Técnico Profesionales de la región del Maule participaron, este año, del programa SaviaLab, iniciativa científica tecnológica que los motivó a planificar y desarrollar prototipos enfocados en solucionar diversos problemas que enfrenta la agricultura, como, por ejemplo, el manejo de las heladas, el riego eficiente, el combate a las plagas o la optimización de las energías renovables.

El programa, es liderado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura y ejecutado en la región por la Universidad de Talca, a través de su Facultad de Ingeniería y la Dirección de Ciclo de Vida Estudiantil.

Los escolares presentaron la planificación de sus proyectos de innovación a principios de año, y recibieron orientación y apoyo técnico de los propios académicos de la UTalca para mejorar sus resultados.

César Retamal, académico de la Institución y coordinador de SaviaLab para la región del Maule, comentó que, “mediante este concurso, los Liceos Técnico Profesionales pueden fomentar la innovación temprana en sus cursos y estudiantes, y además puedan conocer el quehacer de la Universidad de Talca, a través de sus académicos quienes les ayudan a mejorar sus prototipos.  De este modo, se produce una vinculación con el medio efectiva, para que se interesen en la ciencia y puedan seguir sus cursos superiores en esta área”.

Hasta el momento, más de 500 jóvenes han pasado por el programa SaviaLab en la región del Maule, contribuyendo al desarrollo comercial de la agroproducción y a la detección temprana de problemáticas en su entorno.

“Lanzamos este programa hace algunos años y desde entonces vimos la necesidad de sembrar el concepto de la innovación y el emprendimiento en los estudiantes de los liceos técnico-profesionales y rurales”, afirmó Robert Giovanetti, representante de FIA en la Región del Maule. 

El profesional añadió que, “hicimos un diagnóstico, y vimos que menos del 10% de los liceos contaban con materias o ramos de emprendimiento e innovación, lo que resulta fundamental para incentivar en ellos la mirada sorprendida del entorno, y que sean capaces de dar soluciones a las problemáticas que ellos mismos puedan detectar”.

Percepciones 

Ariela Vergara, vicerrectora de Innovación de la UTalca, señaló que “es motivante para nosotros, como institución, tener la visión de los estudiantes, que ya en edad temprana se interesen en buscar nuevos prototipos y productos. Este tipo de congresos permiten visibilizar el aprendizaje que ellos tienen en sus propios colegios, y nos motivan también a seguir capacitándolos con nuestras carreras y planes de formación, para dar una continuidad a los intereses que manifiestan”.

La autoridad académica destacó también la alta participación de niñas y jóvenes en proyectos científicos, con equidad de género. “Vemos un trato de igual a igual, y eso es lo que estamos buscando como Universidad estatal, la alta representación femenina en temas de ciencias e innovación”, destacó.

La estudiante Javiera González, del Instituto Politécnico Bicentenario Juan Terrier, valoró que “SaviaLab fue una experiencia única, hemos podido trabajar en grupo y fortalecer nuestras habilidades científicas a través de todo el año”. 

Junto a su grupo, Javiera desarrolló el dispositivo “Watershoot”, que sirve para espantar a las aves de los predios agrícolas en crecimiento, y así disminuir la pérdida de producción.   

Victoria Manríquez, del Liceo Bicentenario Sagrada Familia, explicó por su parte, que junto a sus compañeros trabajaron el tema del riego eficiente.   “Se desperdicia mucha agua, y queríamos evitarlo a través del riego a goteo.  Desarrollamos un mecanismo para regar las plantas de la casa, o incluso un huerto más grande en el patio.  En esta experiencia hemos aprendido mucho y trabajado en equipo”, destacó.

La profesora de Ciencias, Ruth Poblete, enfatizó que, “este programa ayuda a los jóvenes a ser creativos e innovadores, a buscar soluciones en el área agrícola en nuestro contexto.  Ellos están dando soluciones e innovando a través de sus propias ideas de proyectos”.   

Por su parte Érika Ubilla, Seremi de Energía del Maule, y quien participó como jurado de la actividad, acotó que, “se trata de una iniciativa muy importante e innovadora, porque de alguna manera permite que los jóvenes se entusiasmen por la ciencia y la tecnología, y por solucionar problemas cotidianos que ven en su familia o en el campo.  Les enciende la chispa por investigar y usar el método científico”.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *