Información de Contacto

Tacna 1220, San Javier de Loncomilla, San Javier, Maule

Disponibles 24/ 7
  • Según detalló el Dr. Esteban Basáez, jefe del departamento de Neurología de Clínica Las Condes, hay varios factores de riesgo a lo largo de la vida de una persona que se pueden manejar, y así, disminuir la probabilidad de sufrir un ACV, afección que se está haciendo cada vez más presente en la población más joven.

Los Ataques Cerebrovasculares cuentan con diversas cifras que dan cuenta su alta presencia en la población. Por ejemplo, son la tercera causa de muerte específica en nuestro país y la segunda a nivel mundial. Según los datos más recientes publicados por la Autoridad Sanitaria, se registraron 7.991 muertes asociadas a estos episodios en Chile durante el 2019, siendo además la primera razón de discapacidad en la población chilena adulta.

Por otro lado, aunque históricamente quienes padecen de ellos son generalmente adultos mayores, en las últimas tres décadas se ha visto un incremento a nivel mundial de hasta un 40% de la incidencia de este tipo de afecciones en personas menores de 45 años.

Este sábado 29 de octubre se conmemora el Día Mundial del Ataques Cerebrovascular según la OMS. Esta fecha es importante, ya que se doblan los esfuerzos por educar a la población respecto a todos los riesgos asociados a este problema, además de entregar las herramientas necesarias para que las personas sepan cómo anticiparse y evitar ser víctimas de un ACV.

Sobre esto se refirió el Dr. Esteban Basáez, jefe del departamento de Neurología de Clínica Las Condes. El especialista hizo especial énfasis en que los Ataques Cerebrovasculares sí se pueden evitar, pero para ello, es esencial llevar diariamente un estilo de vida saludable.

En primera instancia, el experto detalló que existen dos tipos de ACV, los hemorrágicos y los isquémicos. “Los hemorrágicos o derrames cerebrales, suceden cuando se rompen venas o arterias del cerebro y la sangre pasa al tejido cerebral. Los isquémicos, comúnmente llamados trombosis, son aquellos en que se cierran los vasos sanguíneos o arterias y deja de regarse el tejido cerebral”, agregó.

En línea con esto, el profesional agregó que existen diversos factores de riesgo que pueden volver a una persona vulnerable de sufrir un ACV. Por ejemplo, los Ataques Cerebrovasculares Hemorrágicos pueden verse más presentes en personas con las siguientes patologías:

  • Hipertensión.

Por otro lado, los Ataques Cerebrovasculares Isquémicos están mucho más vinculados con hábitos y comportamientos de los pacientes. Dentro de los factores de riesgo asociados, se encuentran:

  • Consumo de tabaco.
  • Consumo de alcohol.
  • Colesterol alto.
  • Diabetes mal cuidada.

Sobre estos últimos puntos se detuvo el Dr. Basáez, indicando que, si se mantienen a raya, la probabilidad de padecer un ACV disminuye. Para ello, el neurólogo de CLC compartió sus recomendaciones para mantenerse saludable y, de este modo, evitar la afección.

De este modo, algunas de las actividades o hábitos sugeridos son:

  • Mantener controles periódicos de los parámetros mencionados.
  • Hacer actividad física.
  • Reducir el estrés.
  • Dormir bien.
  • Mantenerse activo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *