Información de Contacto

Tacna 1220, San Javier de Loncomilla, San Javier, Maule

Disponibles 24/ 7
  • Esta festividad ha estado históricamente vinculada con el consumo de dulces en los niños. Con las altas cifras que registra nuestro país en cuanto a sobrepeso y obesidad a edad temprana, se hace importante buscar alternativas saludables a las golosinas. La Dra. Mariana Elberg, pediatra de CLC, entregó algunas recomendaciones al respecto.

 

Faltan pocos días para que llegue Halloween y los supermercados se encuentran llenos de anuncios y promociones no sólo de disfraces, sino también de los otros grandes protagonistas de esta fiesta: los dulces.

Lamentablemente, en nuestro país las cifras de sobrepeso y obesidad infantil son poco alentadoras. Con los datos actualizados al 2021 entregados por el Ministerio de Salud (MINSAL), se calcula que 5 de cada 10 menores están por encima de su peso, con un 28,8% de ellos padeciendo sobrepeso y un 23% en la categoría de obesidad.

Dicho esto, se hace importante buscar alternativas más saludables para esta fecha, evitando sobrecargar a los niños con golosinas. Sobre esto se refirió la Dra. Mariana Elberg, pediatra de Clínica Las Condes, quien no solo entregó recomendaciones para una mejor alimentación en Halloween, sino que hizo hincapié en los riesgos y perjuicios para la salud de los pequeños que puede generar el excesivo consumo de azúcar.

En ese sentido, la especialista explicó que “buscando en internet se pueden encontrar varias alternativas de cómo hacer comidas saludables en Halloween, hay hartas ideas con frutas y verduras de cómo hacer una festividad más sana”.

En la misma línea, hay al menos 3 preparaciones muy acordes a la fecha que se pueden armar y así evitar el consumo de muchas golosinas:

  • El zapallo, el tomate y los pimentones se pueden moldear de tal forma que permiten crear caras fantasmagóricas o calabazas alusivas a Halloween, una forma saludable y entretenida de cambiar la alimentación en familia.
  • Preparar galletas en casa es una forma de controlar los ingredientes que tendrán, ocupando avena junto con diferentes tipos de harina. También se les pueden dar diferentes formas y decorarlas a su gusto.
  • Frutas como las manzanas, los plátanos, las frutillas y las mandarinas también son buenas opciones si lo que se quiere es usar la imaginación para alimentarse de manera sana.

La profesional de CLC afirmó que, más allá de las recomendaciones gastronómicas, lo importante es que se le dé el valor a esta fiesta como un espacio para compartir en familia, usando el ingenio para confeccionar o elegir los disfraces y preparar algunos platos deliciosos y sanos, restándole importancia a las golosinas.

De este modo, otra de las recomendaciones que compartió la pediatra fue organizar el consumo de dulces, de tal manera de que no se concentre solo en la noche del 31 de octubre. “Se puede llegar a un acuerdo previo sobre cuántos dulces se van a comer. Decirles que pueden salir a pedirlos y disfrazarse, pero que llegando a la casa elijan un puñado (del tamaño de su mano) y que lo guarden para el día siguiente, porque probablemente ese día ya comieron suficiente. Los papás pueden cambiar las golosinas por otro tipo de premio, como, por ejemplo, calcomanías, autitos, etc.”, dijo sobre esto.

Por último, teniendo en cuenta que los niños piden dulces durante la tarde-noche, la pediatra hizo énfasis en los riesgos y efectos que tiene en los menores el consumo de azúcar en este momento de la jornada. “El exceso de dulces en cualquier fecha y sobre todo a la hora que se celebra Halloween, que es en la tarde noche, produce exaltación, irritabilidad, mayor inquietud que es difícil de contener a la hora de dormir y una mayor liberación de hormonas de estrés en los niños. Entonces hay que tratar de limitar su consumo, nadie está diciendo que no coman dulces para Halloween, pero sí debe hacerse de manera controlada”, cerró.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *