Información de Contacto

Tacna 1220, San Javier de Loncomilla, San Javier, Maule

Disponibles 24/ 7
  • Según datos de la OMS el cáncer de mama es la principal causa de muerte, por cáncer, en mujeres de todo el mundo, causando aproximadamente 1.647 decesos al año. En nuestro país se diagnostican más de 5.300 casos anuales, pero la detección, en sus primeras etapas, tiene un porcentaje de curación cercano al 90%.

El screening mamario es un examen hecho en población sana y asintomática. “En este caso el principal es la mamografía. Su objetivo es pesquisar en qué etapa inicial del cáncer se encuentra la paciente, logrando curarla, si el chequeo fue a tiempo, y que así los tratamientos sean menos agresivos para su calidad de vida”, comenta el doctor Juan Manuel Donaire, cirujano de mama de Clínica Las Condes.

En Chile, a los 50 años, toda mujer debería tener realizada una mamografía en su vida. En promedio la paciente con riesgo estándar, es decir, sin factores familiares, sin genes alterados, obesidad, entre otros factores, debería partir su examen a los 40 años, una vez al año.

“Nuestro país brinda gratuitamente el examen en el sistema público a partir de los 50 y hasta los 69, cada tres años. Pero el acceso es bajo, las cifras indican que sólo entre un 35% a 38% de mujeres lo llevan a cabo. En el caso que se presente un riesgo mayor de sufrir esta patología debido a alteraciones genéticas en la familia, entonces se puede realizar a los 25 años con una resonancia magnética y a los 30 con una mamografía”, explica el especialista.

“El 80% de los cánceres de mama no tiene una causa clara, muchas pacientes tienen la idea de que si no tengo cáncer en la familia no tengo riesgo y no es así. Un 15 a 20% está asociado a algunas alteraciones genéticas que hoy podemos estudiar a través de un examen de sangre, llamado estudio genético, para saber si porta o no alguna alteración genética hereditaria que aumente la probabilidad de desarrollar un cáncer de mama u otro tipo”, menciona el Dr. Donaire.

Factores de riesgo

  • Si bien el cáncer de mama puede afectar a ambos sexos, hay mayor prevalencia en la población femenina.
  • El riesgo de desarrollar cáncer mama va aumentando con la edad.
  • Menarquia precoz -primera regla- antes de los 12 años- o una menopausia tardía -última regla-. Esto se explica porque hay un mayor periodo de tiempo en que la mama está siendo afectada por las hormonas de estrógeno que produce el ovario.
  • Ser madre luego de los 30 años.
  • El uso de terapias de reemplazo hormonal que combinan progesterona y estrógeno aumentan levemente el riesgo de cáncer de mama.
  • Obesidad, el aumento de las células adiposas en el organismo contribuye al desarrollo de tumores.
  • Alto consumo de alcohol.
  • Mutaciones genéticas, estas aumentan considerablemente el riesgo de generar un cáncer de mama, siendo las más conocidas, las mutaciones de BRCA 1 y BRCA 2.

¿A qué síntomas o señales debemos estar atentos?

  • Sensación al tacto de un tumor, masa o nódulo en la mama.
  • Cambio del tamaño, forma o textura de las mamas o el pezón.
  • Dolor mamario.
  • Secreciones desde el pezón.
  • Enrojecimiento de la mama.
  • Lesiones de la piel.
  • Asimetría de las mamas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *